Ocho consejos para disfrutar de una boca sana en verano

Con las vacaciones de verano y el cambio de rutina, no debemos olvidar unas sencillas medidas de prevención que nos permitirán disfrutar de una boca sana en verano, como una adecuada higiene diaria o una alimentación sana, entre otras. Además, con el aumento de tiempo libre es un buen momento para intentar abandonar malos hábitos que perjudican nuestra salud bucal y general. El Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife quiere hacer llegar a los ciudadanos algunos consejos para disfrutar de una boca sana en verano.

1.-Reducción de los productos azucarados.

Con el verano, la oferta de productos con alto contenido de azúcar es alta, con alimentos específicos para estas fechas que buscan refrescarnos. Sin embargo, debemos escoger aquellos menos azucarados y decantarnos por alimentos sanos como las zanahorias o las manzanas, que además masajean las encías y permiten producir más saliva, lo que ayuda a neutralizar las bacterias que provocan la caries.

2.-Cuidado con los refrescos y bebidas gaseosas.

Los refrescos son productos ricos en ácidos, que pueden dañar el esmalte dental y provocar erosión en nuestros dientes, lo que deriva en un aumento de la sensibilidad ante la ingesta de productos fríos y/o calientes. Además la sacarosa que contienen las bebidas gaseosas potencia la aparición de caries.

3.- Llevarnos también de vacaciones a la pasta y el cepillo de dientes. Es muy importante que no abandonemos nuestra higiene diaria y que nos limpiemos siempre los dientes después de ingerir cualquier alimento, estemos en la playa, en el campo o en cualquier otro lugar, disfrutando de nuestras vacaciones.

 4.- Intentar dejar de fumar. Quizás en estos meses estemos más relajados y tengamos más tiempo y actividades de ocio que realizar para distraernos. Por eso, puede ser un buen momento para dejar de fumar, una práctica que no sólo puede producir un ennegrecimiento de los dientes, sino que aumenta el riesgo de agravamiento de infecciones bucales o desarrollo de patologías que pueden desembocar en enfermedades graves. De hecho, tabaquismo y diabetes triplican, por ejemplo, el riesgo de padecer periodontitis. Fumar es, además, una de las causas de la aparición de la molesta halitosis.

5.-Ojo con la exposición excesiva al sol. También para nuestra salud bucodental es muy importante evitar una exposición excesiva al sol y protegernos de forma adecuada, con el fin de prevenir el cáncer de labios.

6.-Dejar de comerse las uñas. Otro mal hábito que podemos elegir erradicar en nuestras vacaciones es comerse las uñas, una práctica que contribuye a desarrollar trastornos en las articulaciones de las mandíbulas, además de suponer un riesgo de infección de tipo secundario en la boca.

7.-Saber qué hacer en caso de pérdida dental. En verano, solemos hacer más ejercicio y, además, no es inusual sufrir un resbalón desafortunado en playas y piscinas que deriven en un traumatismo dental o, incluso, en la pérdida de un diente. En estos casos, tanto si se trata de dientes definitivos en niños, como en adultos, si acudimos con la suficiente celeridad al dentista, éste podrá restaurar nuestra pieza. Por ello, debemos encontrar el diente que ha saltado, cogerlo por la corona (nunca por al raíz) y enjuagarlo con agua (de grifo o embotellada) durante un minuto. A continuación lo colocaremos de nuevo en su sitio dentro de la boca y, si no nos vemos capaces, lo introduciremos en un vaso con leche entera fría y acudiremos, de forma inmediata, al dentista.

8.-Acudir a nuestra revisión periódica con el dentista. Si tienes más tiempo libre en estos meses y aún no lo has hecho, acude al dentista para que revise el estado de tu salud bucodental. De esta forma puedes prevenir complicaciones, ya que las enfermedades de la boca no siempre cursan con dolor. Aprovechar tus vacaciones para acudir a la revisión periódica es una forma de cuidar tu salud general.

fotoboca2

2014-07-09T11:06:59+00:00julio 9th, 2014|Noticias|