Los cigarrillos electrónicos con nicotina también afectan a la salud bucodental

Los cigarrillos electrónicos que contienen nicotina pueden tener efectos adversos en  nuestra salud bucodental, igual que los convencionales. Esto se debe a que la nicotina tiene un efecto vasoconstrictor que puede influir en una cicatrización más lenta o en una mayor predisposición a desarrollar periodontitis (infección en las encías). El Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife recomienda consultar con su dentista en caso de cualquier duda, un profesional que también podrá aconsejar a quienes quieren dejar de fumar. El Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife ha colaborado, en varias ocasiones, con otras instituciones, como el Consejo de Dentistas de España y el Ministerio de Sanidad y Política Social en la difusión de información útil para dejar de fumar, como el folleto Ayudando a dejar de fumar. Guía rápida para el fumador.

Tal como el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) manifiesta en su informe sobre los cigarrillos electrónicos, la mayoría de éstos sí contienen nicotina, aunque no estén compuestos por alquitrán ni monóxido de carbono, como los convencionales. Los dispositivos electrónicos liberan determinadas dosis de nicotina sin mediar combustión. “Debido a la falta de regulación y controles de calidad, la composición puede variar mucho entre diferentes marcas y dentro de una misma marca”, según el informe de la CNPT, y, en cambio, su eficacia para dejar de fumar no se ha demostrado de forma científica, ya que todavía no hay suficientes estudios.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud también emitió un informe, en julio de 2013, en el que se recomienda que “hasta que no haya datos, certificados por un organismo regulador competente, que demuestren que los cigarrillos electrónicos son productos seguros, eficaces y de calidad aceptable, se debería advertir seriamente a los consumidores de que se abstengan de utilizarlos”.

El Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife recuerda que el tabaco, además de producir problemas de índole estético, como ennegrecimiento de los dientes, agrava también posibles infecciones bucales y el desarrollo de otras patologías que pueden desembocar en enfermedades graves.

De esta forma, fumar es también un factor que puede contribuir al desarrollo de infecciones como la inflamación de encías y la periodontitis. De hecho, el tabaquismo y la diabetes triplican el riesgo de padecer esta enfermedad, conocida de forma común como “piorrea”. Asimismo, la práctica poco saludable de fumar es una de las causas también de la aparición de la molesta halitosis.

220px-Nikotin_-_Nicotine.svg

 

2014-04-28T11:33:39+00:00abril 28th, 2014|Noticias|