El Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife anima a profesionales y entidades a trabajar juntos para aumentar la literatura odontológica sobre estos enfermos

Las enfermedades raras, aquellas que afectan a una de cada dos mil personas, suelen presentar una gran heterogeneidad de síntomas, que exigen la actuación de un equipo multidisciplinar, tanto en la fase de diagnóstico como de tratamiento. De hecho, gran cantidad de enfermedades raras afectan a la salud oral y, sin embargo, muchos pacientes no son derivados al dentista. Se estima que hay entre cinco mil y siete mil patologías clasificadas como raras.

El Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife, con motivo de la celebración, este viernes, 28 de febrero, del Día Mundial de las Enfermedades Raras, quiere destacar la importancia de que profesionales y entidades trabajen juntos para mejorar la literatura odontológica existente en esta materia.

El dentista, como parte del equipo multidisciplinar de especialistas encargados del paciente, puede mejorar la calidad de vida de estos pacientes y evitar su empeoramiento mediante, por ejemplo, la prevención de infecciones en la boca, que puedan resentir la salud general del enfermo.

En estos momentos, no hay estudios científicos que demuestren una relación directa entre caries y periodontitis y las patologías raras, pero sí está claro que muchas enfermedades raras condicionan el medio oral y pueden limitar los tratamientos dentales a aplicar a los pacientes. La afectación de la cavidad bucal en el caso de las enfermedades raras puede ser un síntoma o una consecuencia, provocada por las discapacidades o limitaciones que producen las patologías.

Entre otras muchas, las afecciones raras que inciden en la salud bucodental son las malformaciones cráneofacilares o dimorfologías, el Síndrome de Papillon-Lefevre y el de Behçet, la osteogénesis o la fibrodisplasia, entre otros.

El síndrome de Papillon-Lefèvre se caracteriza por hiperqueratosis de las palmas de las manos y las plantas de los pies, alteración peridontal precoz, hiperhidrosis y caries dental. En el caso del síndrome de Behçet, el sistema inmunitario del propio paciente ataca a los capilares produciendo inflamaciones. Las aftas orales, que cursan con dolor, son muy comunes en las personas que padecen esta enfermedad rara. La osteogénesis produce una fragilidad extrema en los huesos, mientras que la fibrodisplasia es una patología por la que algunos tejidos del organismo, como músculos o tendones, se convierten en hueso. Esto supone que puede tener influencia en todos los aspectos del medio oral, tanto en los músculos, como en el hueso o los tejidos.

2014_02_24_No_11-raras2

 

2014-02-26T13:24:33+00:00febrero 26th, 2014|Noticias|