Educadoras, niños y jóvenes del Centro Maternal Nuestra Señora de La Paz reciben formación en salud bucodental

Un grupo de treinta personas, entre educadoras, niños y jóvenes, recibieron ayer, miércoles 18 de junio, información sobre cómo actuar cuando se sufre una pérdida dental por accidente y sobre medidas de higiene dental diaria. Las jóvenes y niños son usuarios de la Unidad de Día del Centro Maternal Nuestra Señora de La Paz, dependiente del Instituto de Atención Social y Sociosanitario del Cabildo Insular de Tenerife. Se trata de una iniciativa del Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife que, durante estos meses, ha realizado charlas sobre el protocolo de actuación ante la pérdida de un diente definitivo en centros escolares, como los colegios Aguere y Narcisco Brito, en San Cristóbal de La Laguna.

En este caso, el vicepresidente del Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife, José Ángel Alventosa explicó el protocolo a seguir cuando un niño, por accidente, sufre un golpe en una pieza dental. Es fundamental tomar una serie de medidas y acudir al dentista con rapidez para que ese diente definitivo pueda ser reimplantado en la boca del niño. El doctor Alventosa informó de los traumatismos dentarios en general y destacó la necesidad de informar a los padres de los riesgos que conlleva no llevar al niño al dentista en caso de golpes en los dientes, ya que, aún en el caso de que no se rompan de forma externa, en su interior pueden estar dañados.

Por su parte, la vicesecretaria del Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife, Vanesa Martín-Fernández Martín fue la encargada de explicar a niños y jóvenes las medidas de higiene bucal diarias para prevenir diferentes patologías.

La campaña de información sobre traumatismos dentales iniciada por el Colegio de Dentistas, que ha tenido gran acogida, continuará en el curso escolar 2014-2015, ya que varios centros educativos ya han solicitado recibir charlas informativas en esta materia.

Qué hacer ante la pérdida de un diente

Lo primero que los adultos deben hacer es conservar la calma, para proceder a buscar el diente y recogerlo. La pieza dental debe cogerse por la corona, no por la raíz y enjugarlo con agua del grifo o, si no tuvieran uno cerca, con agua embotellada o suero fisiológico, durante un minuto. No debe utilizarse jabón, alcohol, agua oxigenada ni vinagre y nunca cepillar o raspar la raíz. A continuación, debe colocarse de nuevo el diente en su sitio dentro de la boca y avisar a los responsables del menor para que acudan, lo más rápido posible (preferiblemente antes de una hora del accidente), al dentista.

En caso de que la persona no se sienta capaz de realizar esta operación, puede introducirse el diente en un vaso y cubrirlo con lente entera (preferiblemente fría), que permitirá mantener más tiempo la vitalidad de las células.

Sin embargo, en el caso de que los dientes sean de leche, no hay que realizar este protocolo, ya que este tipo de piezas no se reimplantan nunca, ya que podrían dañar el germen del diente definitivo.

Los doctores José Ángel Alventosa y Vanesa Martín-Fernández, junto a algunas de las educadoras del Centro Maternal Nuestra Señora de La Paz.

Los doctores José Ángel Alventosa y Vanesa Martín-Fernández, junto a algunas de las educadoras del Centro Maternal Nuestra Señora de La Paz.

2014-06-19T11:58:18+00:00junio 19th, 2014|Noticias|